MASONARIA ARGENTINA ETICA Y LA REALIDAD: UNA DENUNCIA

Este medio de comunicación hace unos meses vinculó a Sergio Costigliolo con el caso de los dólares falsos y el posible respaldo que tuvo este de Jorge Clavero, ex presidente de la Masonería Argentina.  Hoy, Sergio Costigliolo ha sido expulsado de la Masonería en un intento de alejar la Institución de ese feo escándalo.

Sociedad | hace 2 años

 Pero ahora es el actual presidente, Nicolás Breglia, quien ha quedado totalmente comprometido después de que el 8 de Agosto pasado una inspección del Ministerio de Trabajo encontrase a una inmigrante ilegal trabajando en el restaurante consesionado de la Gran Logia Argentina. Una mujer inmigrante que, según nuestras fuentes, no es la única mujer empleada que está trabajando en negro en el mencionado restaurante.  Concesión que está manejada desde hace muchos años por un hombre oscuro llamado Hugo Bruzzonne, quien además ya ha tenido varios conflictos con empleados por no haberles respetado sus derechos.Si una situación de trabajo enclavo ya es inadmisible de por sí en cualquier ámbito, adquiere tintes surrealistas si hablamos de la Masonería.  Porque La Gran Logia de la Argentina es reconocida por ser honorable y defender los derechos humanos, la justicia social, y estar a la vanguardia de la igualdad, la libertad y la fraternidad; por eso es insultante el cinismo y la hipocresía que esta Institución demuestra tener cuando puertas adentro consiente que haya trabajo exclavo.Aprovecharse del necesitado no es aceptable moralmente jamás, pero menos aún bajo la ética masónica. Pero por si esto fuera poco –y está permitida la carcajada tragicómica-, el presidente actual de la Institución, Nicolás Breglia, es un conocido abogado laboralista. Habría que buscar los velados motivos por los que tanto el anterior presidente, Jorge Clavero, como el actual, Nicolás Breglia, han permitido que el trabajo enclavo haya deshonrado esta noble Institución llamada Gran Logia de la Masonería Argentina y que tan buen hombre tiene en otros muchos países del mundo. Si la Mosería Argentina es un reflejo de la sociedad, tenemos realmente una sociedad espantosa que tenemos que cambiar con urgencia.

 

 

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO