El crimen de Luis Emilio Mitre, se investiga la pista económica e intrafamiliar

A casi 11 años del crimen de Luis Emilio Mitre, el accionista y hermano de uno de los ex dueños del diario La Nación que apareció asfixiado en su departamento del barrio porteño de Recoleta, la Justicia investiga como una de las hipótesis si el asesinato puede estar vinculado a algún conflicto intrafamiliar por la herencia y las acciones del periódico.

Policiales | hace 2 años

Según lo declarado en la causa por parte del entorno de la víctima, algunos familiares -en especial cuatro sobrinos-, y amigos de la víctima, manifestaron ante el juez sus sospechas de que el crimen de Luis Emilio pudo haber sido planeado y ordenado por algún pariente directo y en especial apuntaron contra el hermano Bartolomé Mitre, ex director del diario La Nación.

Siempre según lo declarado por parte del entorno de Luis Emilio, la víctima estaba planeando dejar un testamento, que nunca apareció, para que ninguno de sus hermanos -Bartolomé, María Elena y María Elisa-, hereden su patrimonio y pensaba dejar sus bienes y las acciones que le quedaban del diario La Nación a algunos de sus sobrinos.

"Félix tenía la creencia de que quien había matado a Luis Emilio era Bartolome Mitre. Me dijo textual: Si lo pensás tiene sentido ya que gracias a la acción de Luis Emilio y María Elisa, 'Bartolito' paso de ser dueño y jefe en el diario a ser empleado y tener que explicar por que llega tarde", declaró en la causa Goñi, amigo y confidente de la víctima.

Las ex parejas de Luis Emilio que fueron investigados por el caso, Marcelo Gaspar Chiapetta y Tomás González, quienes ratificaron la mala relación que la víctima tenía con sus hermanos y los conflictos surgidos a partir de la venta de las acciones del diario.

Luis Emilio Mitre (58) apareció asesinado en su departamento 8vo. "B" de la calle Posadas 1454, en Recoleta, el 2 de enero de 2006.

El abogado y periodista estaba tirado boca arriba en una cama de la habitación de servicio, con una bolsa colocada en la cabeza y anudada con dos vueltas de cinta.

La autopsia determinó que la causa de muerte fue asfixia por sofocación y que el crimen se cometió entre la noche del 30 y la madrugada del 31 de diciembre de 2005.

El cadáver fue descubierto por la mucama, el psiquiatra de la víctima y la secretaria de una de las hermanas y la familia tardó varias horas en avisar a la policía.

La primera hipótesis del caso fue un homicidio en ocasión de robo -se detectaron algunos faltantes- y la pesquisa se orientó hacia las ocasionales parejas de la víctima que era gay.

El único detenido que tuvo la causa en estos diez años fue su ex pareja Chiapetta, quien estuvo prófugo, luego fue detenido y más tarde liberado por falta de pruebas.

Fuente: Telam Posta.Posta

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO