Los boca de urna marcan una tendencia muy ajustada al ballotage entre Scioli y Macri

La mayoría de los sondeos pronostican un escenario de segunda vuelta por una diferencia muy pequeña.

Nacional | hace 3 años

Las tendencias que arrojan la mayoría de las encuestas a boca de urna pronostican una segunda vuelta entre Daniel Scioli y Mauricio Macri, aunque el candidato del Frente para la Victoria estaría cerca de evitar esa instancia.

Según esos trabajos, la posibilidad o no de que haya ballotage es de entre uno o dos puntos, o incluso menos en algunos casos. En cambio, otras consultoras muy cercanas al kirchnerismo arriesgaban un triunfo en primera vuelta de Scioli, aunque por un porcentaje ínfimo.

Los primeros cortes de las encuestas a boca de urna, a las 12, sostenían que había una posibilidad exigua de que Scioli triunfe en primera vuelta. Pero los sucesivos cortes, de las 14 y las 16, ya daban una diferencia más estrecha y con la tendencia al ballotage más cierta.

Sugestivamente, el sciolismo que se había encargado de difundir el primer corte de las encuestas a boca de urna, dejó de hacerlo desde las 14 horas y entró en un espeso silencio.

Esto sumado a que en el comando de campaña de Cambiemos había optimismo, mientras que en el sciolismo había expectativa y preocupación, en las últimas horas previas al cierre de la elección.

Entre los datos claves de la elección está que el kirchnerismo sufriría en la provincia de Buenos Aires el lastre de Aníbal Fernández, que de todos modos podría ganar la elección para la gobernación, también por un margen muy estrecho. Pero ese factor estaría provocando que Scioli no logre una diferencia mayor que le garantice con comodidad el triunfo en primera vuelta.

La elección de Aníbal tiene como contrapartida el muy buen desempeño que estaría logrando María Eugenia Vidal, que mejora su elección de las PASO. La incógnita es si esa muy buena elección le alcanza para ganarle a Fernández.

Los sondeos también indican que Cambiemos habría hecho una muy buena elección en las secciones del interior bonaerense -donde estaría ganando varias intendencias como Bahía Blanca, La Plata, Mar del Plata y Junín- y también en La Plata, donde podría ganar el municipio. En el Conurbano, el PRO podría imponerse en Morón y Tres de Febrero, y estaría peleando en Pilar, Lanús y Quilmes.

Otro de los factores que complica a Scioli es que no logró una mejora significativa en Córdoba, donde habría mejorado entre tres y cinco puntos su mala elección de agosto. Pero estaría veinte puntos abajo de Macri.

En cambio, el candidato del FPV sí habría mejorado en Santa Fe y Mendoza, aunque en este último caso algunas encuestas hablan de un triunfo de Macri. 

El resto de las provincias mantendrían en términos generales la foto de las PASO de agosto, mayormente con triunfos de Scioli. En la Ciudad de Buenos Aires, en tanto, Cambiemos habría logrado una clara diferencia.

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO