LA MEJOR NOTA LOCAL: LOS PIBES HEROES Y EL BARCO VIEJO, By Oscar Liberman.-

El "USURBIL"...Oscar Liberman, músico, economista, profe, empresario, esencialmente NAVEGANTE escribió y descubrió: 

Locales | hace 2 años

Primero el video que se hizo con los emocionados ex tripulantes desde el "Hayku" por la generosidad de Oscar Liberman..

LOS PIBES HEROES Y EL BARCO VIEJO, By Oscar Liberman.-

Como todas las historias esta también estaba hecha de palabras. Palabras y apenas un barco viejo abandonado en un canal de la Ría como punta de madeja.

De tantas veces que fondee en la esquina de esos dos canales donde abandonaron al "Usurbil", nació el mito de que yo tenía algún derecho de propiedad sobre ese lugar.

"Alsina y Soler", bromeaba para indicar mi posición. Alguna vez me pidieron disculpas por venir a molestar. En todos estos años vi como el barco perdía su pintura, su nombre. Una piel de óxido lo fue cubriendo por dentro y fuera. Hace unos años nadé hasta la rampa de popa y subí a bordo. Un barco fantasma.

El tiempo fue completando la historia con retazos. Descubrí que ese pesquero fue requisado por la Armada durante la Guerra de Malvinas y lo mandaron a hacer tareas de espionaje.

También que fue el "Usurbil" quien avistó a la flota inglesa y dio el aviso. Luego, trasladado a Malvinas continuó sus tareas de ubicación y reporte de buques enemigo. Pero lo mágico de la historia es que eran todos civiles: mitad españoles, mitad argentinos. 

-“Acoto a la estupenda nota de Oscar: A 32 años (ya pasaron 34) de la Guerra por Las Malvinas el “Faro de Vigo” hacía esta nota que muestra sus orígenes:

http://www.farodevigo.es/portada-o-morrazo/2014/06/15/espias-fuerza-caladero-malvinas/1042385.html

Y ahí se terminaba todo. Unos héroes anónimos. Ni militares, ni siquiera conscriptos. Unos pescadores que se jugaron el pellejo y después fueron olvidados. 

En todos estos años se le puso el nombre del barco a una calle de Ingeniero White y el Concejo Deliberante lo declaro patrimonio histórico. Un reconocimiento, aunque nadie fuera a visitar el barco o se enterara siquiera dónde y en qué estado se encuentra.

-“Acoto de nuevo..el 14 de Abril de 2007 fue declarado “Patrimonio Histórico Muncipal porque…“El barco pesquero "Usurbil", por haber participado en el cuadro de operaciones de la guerra de Malvinas, será incluido en el patrimonio histórico municipal, cuando el Concejo Deliberante trate, en su sesión venidera, un proyecto que, para tal fin, se elaboró en el bloque del Frente Para la Victoria-PJ, habiéndose adelantado el apoyo del bloque radical.

Tras haber sufrido un incendio, el buque no se encuentra apto para la navegación y fue encallado por el Consorcio de Gestión del Puerto en uno de los canales internos de la ría local.

 No obstante, por su historia y su gran estructura, se ha transformado en una atracción para quienes disfrutan de los paseos que se realizan por nuestro estuario, en embarcaciones de excursión.

 El proyecto impide su desguace y garantiza su preservación.

 También autoriza al Ejecutivo comunal a iniciar las gestiones necesarias para adquirir la titularidad del buque. Asimismo, exhorta al Congreso Nacional a que lo declare monumento histórico nacional.”


Sigue Oscar: Imaginé mil veces como un relato lo sucedido. La historia que cada uno vivió y la historia de todos. Nunca vi un rostro, un nombre, una foto. Solo el barco que envejece como uno mismo en cada encuentro pero no nos terminamos de dar cuenta.

La vida se da como se da, y el tirón del hilo llegó, como llegan estas cosas, en forma inesperada. Las imágenes de unos delfines que capté hace un tiempo motivaron a un periodista a venir a navegar.

La conversación sobre el "Usurbil" le hizo saltar el verdadero diploma de periodista, ese fuego interior de saber dónde hay una historia que merece ser contada. Le dije que pensaba mandársela a gente de Buenos Aires y no dio tregua.

La historia la había cazado él. En esta ciudad que se olvida de cosas importantes, que sabe de ingratitudes, él puso en marcha el engranaje de la reconstrucción de la memoria. 

Llamé a Guillermo, un amigo del colegio, el tipo más bueno que había en todo el Industrial. Mi último recuerdo juntos fue destrozar "Pueblo mío" a dos guitarras y dejar a todo el mundo con los ojos en blanco y los oídos doloridos. Sé que trabaja en el Centro de Veteranos. Lo crucé sin cruzarlo hace poco en la radio. No lo reconocí, sentado en el estudio, yo en la pecera. Pero lo escuché decir con voz ronca, a él, al más bueno de todos, "en mi casa no me educaron para andar matando gente".

No dudó en pasarme los nombres de los veteranos del "Usurbil". El resto lo hizo Rodrigo. Como periodista prolijo y determinado que es apuntó los tiempos y todos los preparativos y el viernes, con un pronóstico bastante malo, quedamos en zarpar al mediodía, junto a un camarógrafo y cinco "veteranos", que finalmente fueron cuatro: Juan, Luis, Mario y Raúl.

La ida fue unos mates que derivaron en unas cervezas y unos sándwiches y, como corresponde a gente de mar, a los cinco minutos éramos todos camaradas y subíamos el tono de las bromas y anécdotas. Apenas conversamos sobre la sensación de encontrarse con la flota inglesa en el medio del mar sin poder escapar ni esconderse en ninguna parte. Pero al momento de acercarnos al "Usurbil" todos corrieron a hacer fotos. Mario se paró en seco, me apretó el antebrazo, y susurró "Gracias, gracias por esto".

El "Usurbil" pareció comprender la visita de sus viejos habitantes y desató una sudestada propia de las Malvinas. Tan fuerte sopló que no hubo bajamar. Pudimos fondear pegados al barco. Rodrigo decidió tomarse tiempo para entrevistar a cada uno. Me fui abajo a copiar fotos de papel que ellos trajeron.

La primera pregunta rompió el dique de silencio de todos estos años y la emoción del entrevistado, con lágrimas y voz quebrada, brotó en sus palabras. A mí se me anudaron las tripas. Fueron pasando y cada frase que escuchaba caía como un bloque de piedra abandonada:

"Nosotros solo estábamos pescando, nos ganábamos el pan".
"Me gustaría que nos saluden, solo eso".


"Corrí al medio de la cubierta cuando vi a los ingleses porque sentía que teníamos que ir a algún lugar pero no había adonde ir".
"Se olvidaron de nosotros".

"Al regreso nos encerraron y no nos dejaron hablar con nadie, nos prohibieron contar algo en nuestras casas. Mi esposa se enteró mucho después".

"Nosotros no hicimos nada especial, vivimos lo que nos tocó"
"Si al menos nos hubieran dejado vomitar eso que traíamos adentro, la vida hubiera pesado menos".

Escuchaba y miraba las fotos, unos pibes. Sonrientes, aventureros. Sosteniendo una merluza, tocando la guitarra. Unos pibes que pescaban. Pibes laburando en el medio del mar.

Un avión rojo comenzó a planear encima nuestro como venido de los recuerdos de una guerra infame. Pero esta vez iban amigos a bordo que retrataron juntos a los dos barcos. 

Para el "Usurbil" la visita fue demasiado breve, se resistió a la nueva despedida. Imposible salir del canal a vela con treinta cinco nudos de trompa y sin espacio para virar. El motor no dio abasto. Cada seis olas el "Haiku" se clavaba de trompa quedaba quieto y abatía de costado.

Recién sobre el par veintinueve, ya fuera de "Cabeza de Buey", pudimos abrir una vela en proa y tomar velocidad. El fantasma del "Usurbil" soltó su mano, posiblemente al escuchar las promesas de regresar un día con buen tiempo y hacer un asado. Subí la apuesta y prometí hacer gestiones para que los mismos que declararon patrimonio histórico al viejo barco vengan a conocerlo y homenajearlo. 

Las risas y bromas de camaradería volvieron a llenar la travesía de regreso, pero el nudo en la garganta no se me desató, escuchaba a medias. En mi memoria resonaba el eco de la voz de ese antiguo tripulando despidiendo a su barco con un "Chau amigo".

 

FUENTE: Oscar Liberman, pluma y con su “Haiku”. Acotaciones e historia: Néstor A. Martínez Falcón. PD: Felicitaciones a Rodrigo Nistal por demostrar que es periodista. Presenté a muchos de los heroes reales de la guerra por Las Malvinas, y cubrimos la guerra como periodistas, Y TENEMOS UN DEBER CON ESTOS QUE SON, HÉROES REALES... 

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO