FUNES EL MEMORIOSO...Y la actualidad...

Funes El Memorioso (Artificios, 1944; Ficciones, 1944), una larga metáfora del insomnio..

Editorial | hace 2 meses

Jorge Luis Borges, (1899–1986)

En la era del "Conocimiento", del "trabajador global"..(hoy segundo rubro de ingresos por exportaciones para la Argentina)..

Y en estos días tediosos, plagados de absurdas redundancias. Recordamos a Funes..

#Irineo Funes..El memorioso.

Se trata de «una larga metáfora del insomnio».

A qué punto..?? Veamos qué narra Borges..

”Ireneo empezó por enumerar, en latín y español, los casos de memoria prodigiosa registrados por la Naturalis historia: Ciro, rey de los persas, que sabía llamar por su nombre a todos los soldados de sus ejércitos; Mitrídates Eupator, que administraba la justicia en los 22 idiomas de su imperio; Simónides, inventor de la mnemotecnia; Metrodoro, que profesaba el arte de repetir con fidelidad lo escuchado una sola vez.

Con evidente buena fe se maravilló de que tales casos maravillaran. Me dijo que antes de esa tarde lluviosa en que lo volteó el azulejo, él había sido lo que son todos los cristianos: un ciego, un sordo, un abombado, un desmemoriado. (Traté de recordarle su percepción exacta del tiempo, su memoria de nombres propios; no me hizo caso.).

Diecinueve años había vivido como quien sueña: miraba sin ver, oía sin oír, se olvidaba de todo, de casi todo. Al caer, perdió el conocimiento; cuando lo recobró, el presente era casi intolerable de tan rico y tan nítido, y también las memorias más antiguas y más triviales.

Poco después averiguó que estaba tullido. El hecho apenas le interesó. Razonó (sintió) que la inmovilidad era un precio mínimo. Ahora su percepción y su memoria eran infalibles”.

#El protagonista sufre de hipermnesia, un síntoma del síndrome del sabio y, si consideramos el sueño (en su primera fase) como un depurador de recuerdos (sólo quedan en nuestra mente lo importante o lo más impresionante que nos haya sucedido), al no dormir no eliminamos recuerdos, es decir, no tenemos la capacidad de olvidar muchas cosas con las que no podríamos vivir.


#Muchos críticos han visto en este relato una referencia a los postulados del filósofo inglés John Locke y, de manera menos directa, a la obra de Friedrich Nietzsche.

#Para otros, en esta narración hay un «velado reconocimiento y homenaje a su mentor» y amigo (de Borges), el escritor mexicano Alfonso Reyes Ochoa.

#El cuento narra el encuentro de un estudiante porteño con Ireneo Funes, un joven de Fray Bentos, Uruguay, con rarezas como la de no darse con nadie y la de saber siempre la hora, como un reloj.

#Luego, postrado como consecuencia de un accidente que tuvo a los 19 años, primero perdió el conocimiento y luego, al recobrarlo, comenzó a ser capaz de recordar todo objeto y todo fenómeno con una memoria prodigiosa y detallada, cualquiera que fuese su antigüedad.

#Si antes podía saber la hora sin ver el reloj, ahora Funes había afinado sus asombrosas capacidades.

#Lo recuerda todo, y cada percepción que tiene es, para él, una característica única e inolvidable:

#No sólo le costaba comprender que el símbolo genérico 'perro' abarcara tantos individuos dispares de diversos tamaños y diversa forma; le molestaba que el perro de las tres y catorce (visto de perfil) tuviera el mismo nombre que el perro de las tres y cuarto (visto de frente).

#Funes decía:…”Más recuerdos tengo yo que los que habrá tenido todos los hombres desde que el mundo es mundo”.

#Mi memoria es como vaciadero de basuras.

#Funes había creado un sistema complicadísimo y absurdo de numeración en el que a cada número le atribuía una cosa, pero que luego había rechazado por su característica de ser una labor interminable.

#El autor sostiene que, a fin de cuentas, Funes carecía de la capacidad del pensamiento:

#Pensar es olvidar diferencias, es generalizar, abstraer. En el abarrotado mundo de Funes no había sino detalles, casi inmediatos.

Ireneo Funes murió en 1889, de una congestión pulmonar, a los 21 años.

  • Hace un par de años, Lo comenté ligeramente en Continental, en “Posta-Posta”, poco antes de rajar y ser rajado. Fue en la previa de las PASO. ésas -estas- aburridas elecciones seriales, que nos fueron llevando a esto que nos pasa, tratando de cultivar el arte de la vida y evitar el dolor.  
  • Qué era este rasgo de sabiduría??...un anticipo. O la metáfora de la “meta del olvido”?
  • Caramba, una vez Georgie, le contestó a Leo Gleyzer adelantado de los movileros del viejo canal 13 de Goar Mestre..”Sabe Gleyzer, mi meta…es el olvido”…Ni Funes –ni él- hubieran resistido tanta vulgaridad como la que ahora pulula por redes y medios…

Néstor A. Martínez Falcón. @martinezfalcon

Una suerte de cuchillo intelectual....

 

El Memorioso by POSTA POSTA on Scribd

 

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO