DE MALONES, MAPUCHES, JONES (RAM), TEHUELCHES Y EL DIOS BIRIGUCHI…

De los los desmanes del RAM, la falta de aplicación de la autoridad y las opiniones a la violeta...

Nèstor A. Martinez Falcon PARA POSTA-POSTA
Editorial | hace 2 meses

La desaparición aún confusa de Santiago Maldonado, los desmanes -tolerados- del grupo RAM (Resistencia Ancentral Mapuche) y la pluma verde, nos llevó a tratar el tema de fondo.

RAM actúa (desde 2016), en Esquel y su geografía. Rodeada de montañas y bosques, la pequeña ciudad de Chubut es -y ha sido- un espacio de descanso y un punto de apoyo para los que pretenden dar un salto hacia la Cordillera de Río Negro, o los glaciares en El Calafate, Torres del Paine y Tierra del Fuego.

Ahí aparece Facundo Jones Huala y su grupo extremo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). Los RAM han llegado a las noticias nacionales, una y otra vez, desde el área de Esquel, Leleque y El Bolsón por motivos muy alejados al de las vacaciones y el amor por la naturaleza.

SABEN, LA HISTORIA ES UNA CIENCIA, aunque algún amigo formado, me lo discuta. Veamos:

# La historia es la ciencia que tiene como objeto de estudio el pasado de la humanidad y como método, el propio de las ciencias sociales.​ Se denomina también «historia» al periodo que transcurre desde la aparición de la escritura hasta la actualidad.

Entonces:

#Para abordar seriamente este tema de Mapuches, Tehuelches, y los cacareados “Pueblos Originarios”, llevado a la superficie ordinaria de la política que se practica hoy..

#Digo; recurrimos a nuestros archivos, a especialistas serios, al Archivo General de la Nación y damos nuestra opinión.

#Y también a los prestigiosos historiadores: el cordobés Roberto Ferrero estudioso del tema de los indígenas, y el indigenista Martínez Zarasola. A su pares Juan Manuel Berutti y a Ramiro Porcel. 

#Ferrero, documentadamente –explica- que la Conquista del Desierto, fue la culminación de una larguísima guerra, en la cual los indígenas tuvieron, entre 1820 y 1882 -según el prolijo inventario del historiador indigenista Martínez Zarazola- 7.598 bajas directas, pero a su vez causaron la muerte de 3.200 criollos: (fortineros, pequeños propietarios, viajeros, hacendados, mujeres, autoridades, niños…). Y capturaron varios miles de personas.

Estadísticas:

  • Entre 1820 y 1870, los indios robaron 11 millones de cabezas de ganado, 2 millones de caballos y 2 millones de ovejas; asesinaron o capturaron a 50.000 personas, y robaron bienes por valor de 20 millones de pesos de entonces.
  • Con su acción, los indios habían puesto límites al uso de las tierras y a la colonización.
  • Desde el punto de vista económico, el dominio que los indios tenían del sur de la provincia de Buenos Aires, la actual provincia de La Pampa y el sur de Mendoza implicaba una forma primitiva de producción, cuyo superávit era enviado a Chile.
  • Varios autores han considerado que el mencionado dominio constituía un verdadero estado-tapón indígena (preponderantemente araucano) en la Patagonia, organizado y mantenido desde Chile, con el fin de entorpecer la colonización argentina en el sur.
  • Además del problema de los malones indios, la necesidad de asegurar la presencia argentina en esas tierras para poder negociar con Chile desde una posición fuerte.

BAHÍA BLANCA….

#Por acá cerca del fuerte “Argentino” –Bahía Blanca- pasaba “la rastrillada” bordeando General Cerri  -y en algunos tramos- el arroyo Napostá y el arroyo (y luego) el río Sauce Grande. Traían desde el “norte” todo lo robado en caravanas.

#Llegando hasta Chile donde vendían lo robado, (hasta cautivas mujeres) y compraban armas y provisiones a los mercaderes de toda laya, incluso ingleses.

#En la llamada “Invasión Grande” del cacique Calfucurá a la provincia de Buenos Aires a fines de 1875, sólo en Azul el malón asesinó a 400 vecinos, cautivó a 500 y se apoderó de 300.000 animales que, como siempre, fueron vendidos en Chile con jugosas ganancias. (A propósito: el cacique Casimiro Catriel habitaba en Azul, usaba carruaje y tenía cuenta abierta en el Banco de la ciudad).

#¿Era entonces el de Azul un genocidio criollo más causado por los indios? De ninguna manera: fue una etapa de esta prolongada y cruel guerra.

#En 1879 las tropas de Cafulcurá eran poderosas, lo prueba el hecho de que ganaron las primeras batallas contra el Ejército Nacional.

#Ambos bandos contaba con fusiles Remington. Los araucanos los traían de Chile, a donde se los vendían los ingleses a cambio del ganado argentino robado en los malones.

  • Prueba de ello es que la columna del Ejército Nacional comandada por el Gral. Villegas tenía como objetivo clausurar y controlar los pasos andinos por donde les llegaban a los araucanos los Remington.
  • Los indígenas araucanos eran tradicionalmente muy guerreros. Recordemos que en los primeros tiempos de la conquista española asolaron varias importantes ciudades en Chile, que los chilenos tardaron siglos en reconquistar. 
  • Los araucanos, en el año 1250 subieron hacia el norte y destruyeron el Imperio de Tiahuanaco. Este Imperio era mayor y mucho más civilizado que el posterior imperio de los Incas que comenzó luego en el año 1280.
  • El uso actual del término “mapuche” y las falsas reivindicaciones de estos son maniobras disolventes y disgregantes que practican políticos con minúscula en las últimas décadas con finalidades anti-nacionales, y para beneficio propio. 

#Para el historiador cordobés Ferrero, los que guerreaban contra Roca no eran unos desgraciados indios como los que ahora penan injustamente a orillas del Pilcomayo o en los suburbios de Rosario al que han emigrado, compatriotas a los que se los debe ayudar e integrar en su diversidad.

#Eran soldados de un cuasi-estado indígena, que rivalizaba y desafiaba al Estado nacional y que practicaba la esclavitud sobre blancos cautivados, e indios comprados en Chile.

#Comentando la visita que en 1872 hizo el oficial Mariano Bejarano, enviado por el gobierno nacional, al cacique Sayhueque, caudillo del “País de las Manzanas” (hoy Neuquén), dice el escritor indigenista Curruhuinca-Roux: “La visita de Bejarano fue una visita oficial, de un enviado de un gobierno al jefe de otro gobierno”.

#Los malones no eran tácticas defensivas contra los blancos “invasores”, sino verdaderas expediciones para capturar botín, al estilo de vikingos terrestres, mitad piratas y mitad comerciantes, botines que eran negociados en Chile, cuyas autoridades fogoneaban estos malones para debilitar al gobierno argentino y quedarse con la Patagonia.

#Para Ferrero, no debemos tener una concepción maniquea e ingenua de la historia. La historia real es más complicada que la visión tipo “Billiken” de malvados y víctimas, héroes y villanos.

#Y mucho más se puede decir sobre este primer argumento históricamente equivocado, pero con lo dicho basta.

#El segundo argumento dice que los pueblos "originarios" fueron despojados de las tierras que les pertenecían en la llanura pampeana y en las vastas extensiones patagónicas.

#Nada menos cierto. En cuanto al carácter de originarias de las tribus indígenas que poblaban por aquellos años nuestras pampas -casi todas variantes o ramas del pueblo araucano- sólo un desconocimiento total de la historia de nuestro país y de la de Chile puede explicar tamaño error.

#Efectivamente: esas tribus trasandinas no tenían nada de “originarias”, ya que empezaron a migrar desde más allá de los Andes a nuestra Patria recién desde principios del siglo XVIII.

#Más originarios eran los nativos de este suelo, en comparación, porque los esforzados pobladores de la frontera y los soldados, oficiales y jefes criollos de la Conquista del Desierto -con excepción de Fotheringham que era inglés y de Nicolás Levalle que era italiano y algún otro- no tenían menos títulos a estas tierras que los ranqueles, pampas o manzaneros.

#Sus ancestros se remontaban a la misma o a una más antigua época. En cuanto al carácter de “dueños de la tierra” que alegaban las tribus indígenas y sus generosos defensores actuales, debe reconocérselo pero con la siguiente limitación: ellas no eran las dueñas exclusivas de la pampa: la pampa ubérrima, inmensa, era de todos los argentinos, criollos o indios, nativos o hijos de inmigrantes, de los que ocupaban y de los que esperaban en los puertos para poblarla.

#Calfucurá, Namuncurá, Catriel, Baigorrita, Pincén, Mariano Rosas, Sayhueque y demás caudillos indios no podían guardar para sí solos lo que era patrimonio común.

#Como el perro del hortelano que, según el popular dicho español, “no come ni deja comer”, así aquellos temibles pobladores de la llanura argentina no la hacían producir ni dejaban que otros lo hicieran.

#Esa negativa, puesta como una muralla al crecimiento impetuoso de las fuerzas productivas, no podía durar y no duró. La necesidad histórica que, como dice Hegel desgraciadamente “siempre avanza por su lado malo”, y que llevaba en su seno el progreso agropecuario de la nación, la había condenado.

#Por lo demás, la defensa de Roca en relación a la Conquista del Desierto no puede hacer olvidar los otros grandes aportes que él y la “Generación del 80” hicieron a la construcción de esta argentina moderna, hoy tan descalabrada: la nacionalización de Buenos Aires y su puerto único, la instauración de las instituciones seculares, la enseñanza laica, la inmigración de masas y la colonización agraria.

#Estas realizaciones lo hacen al general Roca,  más que acreedor al agradecimiento nacional.

#Que esa generación haya derivado rápidamente en oligarquía y que los especuladores y grandes comerciantes y terratenientes hayan monopolizado luego las extensiones recuperadas para el trabajo y la producción, es una sub-etapa diferente del desarrollo argentino, que no puede opacar la gestión de quienes como Roca y sus amigos se esforzaron por darnos definitivamente un país unificado.

#Si los enemigos de los genocidios buscan un culpable, más vale que estudien las biografías de Mitre y de Sarmiento, tratando de interpretar su tiempo y sus razones.

#Al final de cuentas, tanto unos como otros, nos guste o no, son parte de la historia nacional, si es que la queremos entender en su unidad integral y no como un combate entre buenos y malos, que se derriban unos a otros de sus pedestales como en los torneos de la Edad Media, edad oscura por cierto.

#Roca no encabezó una campaña privada en 1879. Fue como Comandante en Jefe del Ejército Nacional a cumplir la misión que Avellaneda, presidente de la Nación Argentina, elegido por el pueblo, le había asignado.

#Y esa campaña estuvo destinada a integrar, a incorporar de hecho a la geografía argentina, prácticamente la mitad de los territorios históricamente nuestros, y que estaban bajo el poder tiránico del malón araucano, cuyos frutos más notables eran el robo de ganado, de mujeres y la provocación de incendios. 

#Porque insistimos: Los araucanos, hoy denominados mapuches, llegaron a la Argentina allá por 1830, cuando la Nación Argentina era ya independiente y soberana.

#Por lo tanto, fueron invasores. El primer grupo de invasores los constituyeron aproximadamente unos 100 indígenas capitaneados por Yanquetruz. Se afincaron en Neuquén y desde allí se fueron extendiendo hacia el sur y el norte. 

#El verdadero genocidio lo cometieron los araucanos cuando aniquilaron a los Guenaken, también llamados Tehuelches, que eran lo auténticos aborígenes de la Patagonia norte. 

#Actualmente como argentinos tienen todos los derechos al igual que los demás argentinos, pero no a intentar falsear la historia y pretender les devuelvan tierras que nunca les pertenecieron”. 

Por último: Araucanos y Tehuelches.. 

#Los mapuches son sólo ORIGINARIOS de la inventiva del Foreign Office británico. Ni Rosas o Roca los mencionan en la Campaña al Desierto, tampoco los historiadores, ni la famosa expedición a los Indios Ranqueles. Tampoco los menciona la historia oficial en las Provincias ni Museos de Historia del Neuquén Santa Cruz, Chubut, Río Negro, Mendoza, ni San Juan… 

#¿Desde cuándo han aparecido estos mapuches en escena? Su propia bandera es similar a la nueva Sud Africana, luego del apartheid utilizaron a Mandela, y ahora desean utilizar a un pueblo que no es originario de nada, sólo Tehuelches y Araucanos lo son. 

#Quede en claro que la expedición de Roca, resultó la primera guerra contra Chile y no una campaña contra el indio, como muchos pretenden hacerlo notar.

A las pruebas nos remitimos cuando que por entonces el 90% de la población chilena era indígena, que no es cosa menor. En síntesis, nuestro país defendía la soberanía sobre una Patagonia que los caciques deseaban y ellos… eran chilenos. 

TODOS ARGENTINOS:

#Hoy todos los nacidos en el suelo patrio somos argentinos, y ya no caben falsas reivindicaciones indigenistas ni de pueblos originarios inexistentes.

#Desde comienzos del siglo XVI está presente la sangre hispana en todo el suelo argentino y los pueblos originarios de la Patagonia anteriores a esa fecha fueron las etnias TEHUELCHES. 

#Lamentablemente no sólo los políticos venales y periodistas pagados por el sistema, sirven de difusores de una mentira infame, sino que han caído en ella y no siempre por ingenuidad. 

#Además obispos y curas que fieles a sus posturas tercermundistas, impulsan como verdad de Perogrullo este macaneo, dando así por sentadas todas y cada una de esas falacias. 

#Se llegó al extremo inconcebible de engañar al Santo Padre Juan Pablo II y al Papa Benedicto XVI, cuando les hicieron decir que el gran santo Ceferino era Mapuche y no Tehuelche.

#Es difícil creer en la inocencia por desconocimiento de los obispos patagónicos en esta maniobra vil, porque es dable suponer que si han llegado a esas instancias de la jerarquía, deben poseer una cultura general histórica de su patria compatible con su rango. 

#Utilicemos en toda su plenitud este medio fantástico que la tecnología nos brinda, para revertir la opinión errada de muchos argentinos sobre temas de trascendencia como el que se trata.

Sería saludable que desde los Ministerios de Ciencia y Tecnología, y el de Educación, se difundan estas realidades sociales e históricas. Claro sus funciorios como tantos otros están con otros menesteres más urgentes, como por ejemplo ganar una aburrida eleción repetitiva....

#Este tema mapuche y su propaganda instalada ligeramente por políticos a la violeta, influencers y trolls que han hecho del indigenismo una cuestión de estado es inexacta y provocada para la chicana política desde distintos sectores.

Extraña república la nuestra, que no puede hoy resolver expulsar a un grupo informal y minúsculo de nuestras tierras, en la zona donde los límites con Chile es la frontera terrestre internacional más larga de América del Sur con una longitud de 5.150 kilómetros, y la tercera más larga del mundo después de la de Canadá y Estados Unidos y la de Kazajistán y Rusia. 

FUENTES: Archivo General de la Nación. Archivos de www.posta-posta.com Los autores citados en el texto. Juan Manuel Berutti. Carlos Dardo Rocha. Roberto Edelmiro Porcel.

 (Información: Enciclopedia Salvat, Diccionario, Editado en Barcelona, 1972.

MAPUCHE: Adj.- Natural de Arauco - Perteneciente a esta Provincia de Chile. Masculino - Idioma de los araucanos.

TEHUELCHE: Adj. y sust.- Dícese de un individuo de un pueblo amerindio cazador, que, con otros grupos integró la llamada “Cultura de las Pampas” en Argentina y Uruguay. Exterminados en gran parte por los conquistadores españoles y los araucanos quedan reducidos núcleos en Tierra del Fuego). 


Compilación, edición y opinión: Néstor A. Martínez Falcón. @martinezfalcon

Por las dudas, como en otros órdenes...caramba...Resistiremos...El Dios Biriguchi nos acompaña..

 

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO