Nicolás Maduro y otro nuevo atropello a la democracia

El chavismo acusa a Twitter y Facebook de ser "la plataforma más grotesca y brutal para atentar contra la integridad del pueblo"

Internacionales | hace 1 año

La Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela ya se instaló y comenzó a tomar drásticas decisiones, pese a las denuncias por su ilegalidad y a las continuas marchas que día a día toman las calles de Venezuela para reclamar una salida democrática a la crisis del país.

Integrada únicamente por representantes afines al gobierno del presidente Nicolás Maduro , este cuerpo se instaló como el reemplazo del Parlamento, en manos opositoras desde diciembre de 2015, y tomó su primera decisión polémica al suspender en su cargo a la fiscal Luisa Ortega, una chavista histórica que se rebeló y salió a denunciar el accionar del bolivariano y hoy está exiliada en Brasil .

Ahora, la Constituyente dio un paso más y anunció que regulará el uso de las redes sociales en el país para sancionar a quienes cometan "delitos de odio".

Fue su presidenta Delcy Rodríguez quien dio la noticia anoche: "Va a estar incorporado en esta ley lo que tiene ver con la regulación de la emisión de mensajes de odio e intolerancia y fuertes sanciones cuando se esté en presencia de un delito de odio y de intolerancia".

Rodríguez aseguró que el pueblo venezolano es víctima "de laboratorios de guerra psicológica diseñada en los centros imperiales para llevar a Venezuela a una confrontación fraticida a través del impulso y la promoción del odio" por lo que consideró que "el Estado venezolano debe actuar".

La ex canciller de Maduro informó también que la Comisión de la Verdad juzgará a los supuestos responsables de la "violencia política" en el país, que lleva varios casos de crímenes de odio cuya gravedad, argumentó, supone un aumento en las penas de prisión y que el "arrepentimiento no exime de responsabilidad".

Además, acusó a los partidos opositores de ser "los que promovieron el odio en Venezuela, el odio racial, clasista y político" y adelantó que podría haber "penalizaciones a las empresas proveedoras de redes sociales" una vez se defina el marco jurídico de dicha ley.

"Hubo un tuit de un partido opositor amenazando al alcalde de Caracas; esas expresiones, amenazas de muerte, esas expresiones de odio deben acabarse en Venezuela y por eso esta ley va a contener sanciones para el delito de odio, va a contener sanciones y regulaciones en los medios de comunicación", apuntó.

Rodríguez cree que las redes sociales son "la plataforma más grotesca y brutal para atentar contra la integridad del pueblo" por lo que "debe haber regulación a la empresa proveedora de esos mensajes".

 

FUENTE: LA NACION

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO