Presentación Samsung Galaxy Note 8: características y especificaciones

El phablet más potente del mundo ya está con nosotros, tras meses de espera, nervios y rumores.

Tecnología | hace 2 meses

Como era de esperar, hoy estamos ante un terminal con unas especificaciones espectaculares, que harán las delicias de los amantes del gran formato. Ha sido un año expectantes de cuáles serían las especificaciones, características y precio del Samsung Galaxy Note 8.

Sin más demora, vamos a contarte absolutamente todo sobre este terminal. Pantalla, batería, procesador, precio… El Samsung Galaxy Note8 ya está aquí, y esto es todo lo que tienes que saber.

Diseño:

Este año estamos por fin ante una revolución en el diseño de los terminales. Se está empezando a estandarizar el Infinity Display, o pantalla sin apenas bordes. Esto permite introducir paneles de gran tamaño en cuerpos bastantes reducidos. Para que te hagas una idea, el Samsung Galaxy Note8 es tan solo un pelín más alto que un dispositivo tradicional de 5.5 pulgadas, a pesar de tener 6.3 pulgadas. Es algo más angular que un Samsung Galaxy S8, aunque todo apunta a que la ergonomía será igual de buena, siendo uno de los terminales que mejor sienta en la mano.

En su parte trasera nos encontramos con una doble cámara dispuesta en posición horizontal, algo que nunca habíamos visto en la firma coreana. El lector de huellas repite ubicación, al lado de la cámara en la parte superior izquierda del terminal. Es en la parte de abajo donde encontramos la principal diferencia con sus hermanos los S8, y es que el Samsung Galaxy Note 8 tiene una característica que lo hace único, el S-Pen. Este se encuentra alojado dentro del terminal, y parece ser que será más útil que nunca.

Pantalla:

Samsung y la tecnología Super AMOLED son algo que van de la mano desde hace tiempo. En este caso, nos encontramos ante un panel de 6,3 pulgadas con resolución QHD+. Como no podía ser de otro modo, es compatible con la tecnología HDR, y tiene casi el mismo ratio que un S8 (más de un 80%), gracias a la ausencia de bordes laterales.

Mejorando el panel del S8, la pantalla del Samsung Galaxy Note 8 aspira a ser la mejor jamás vista en un smartphone, aunque debemos esperar a verla y tocarla con nuestras propias manos antes de aventurarnos a afirmarlo. Para finiquitar este apartado, no podemos olvidar que el Samsung Galaxy Note 8 contará con la tecnología Always On Display, que permite acceder a la información del dispositivo sin activarlo. Gracias a su panel AMOLED, no se encienden más que los píxeles necesarios, y el gasto de batería es ínfimo.

Cámara:

Resultaba algo extraño que el Samsung Galaxy S8 no montase una doble cámara trasera. LG, Huawei, OnePlus… Los sensores doble están a la orden del día, y permiten hacer fotografías más artísticas respecto a cuando solo hay uno. Samsung lo ha visto claro, y ha introducido dos sensores ISOCELL de última generación en su dispositivo estrella.

Una de las cámaras tiene un sensor de 12 megapíxeles con apertura f/1.7, mientras que el otro mantiene la resolución, pero cierra la apertura hasta una f/2.4. El estabilizador óptico (OIS) trabaja junto a un zoom óptico 2X, capaz de ampliar digitalmente la imagen hasta 10X. El modo retrato es otra realidad en el Note 8, pudiendo aplicarse el efecto en vivo o una vez hecha la foto.

Este año, la cámara del S8 ha sido una de los rivales a batir, teniendo en cuenta que la del Note 8 debería estar por encima, pocos terminales podrán estar a la altura de una tecnología fotográfica así.

Software y S-Pen:

El Note 8, por fin, vendrá con Android 7.1.1 Nougat, personalizado con Samsung Experience. Ya conoces, seguramente, al renovado touchwiz, así que es hora de hablar de la integración del software con el componente de hardware más orientado a la productividad, el S-Pen. En esta ocasión, Samsung hace énfasis en el uso profesional que se le puede dar a este terminal.

El S-Pen tiene una punta de 0.7 milímetros, y más de 4.000 puntos de precisión. Con él, podrás tomar notas sin activar el Note 8, gracias a Always On, usar las opciones de screen memo, dibujar y todo lo que se te ocurra orientado a tu productividad.

Hardware:

El Samsung Galaxy Note 8 es uno de los terminales más potentes de Android. Cuenta con el mismo procesador Exynos de su hermano el Samsung Galaxy S8, el 8895. Para las variantes americanas el procesador que le dará vida será el Qualcomm Snapdragon 835. La RAM se compone por un módulo de 6 GB, mientras que el almacenamiento interno será de 64 GB ampliables mediante tarjetas microSD.

La batería tiene un amperaje de 3300mAh, y no ha podido ser mayor, según Samsung, por el espacio que ocupa el S-Pen en el dispositivo. El dispositivo es resistente al agua, ya que cuenta con certificación IP68, es compatible con las Gear 360, las Gear VR y con Samsung Dex, dispositivo del que te hablaremos en un ratito.

Contamos también con Bluetooth 5.0, USB Tipo C, audio AKG, lector de huellas en la misma ubicación del S8, y tecnologías para el reconocimiento facial y el reconocimiento de iris.

Samsung Dex:

Con la compra del Samsung Galaxy Note 8, Samsung te regalará el Dex, un accesorio que nos permite utilizar el smartphone en un monitor. Pero no te equivoques, no se trata de una simple emisión de contenido como podemos hacer con Google Home y un Chromecast, Samsung Dex adapta el contenido del dispositivo para tener una interfaz totalmente integrada con el monitor.

Esto no permitirá utilizar el móvil como un dispositivo de sobremesa, y permite aprovechar el Game Launcher para reescalar los juegos en nuestro monitor de una forma sobresaliente. La productividad es el punto fuerte del Note 8, y Dex es un claro ejemplo de ello.

En resumen:

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO