Paradise Papers: el refugio tributario de Apple al descubierto

La compañía más rentable del mundo tiene una nueva estructura opaca que le permitiría continuar evadiendo miles de millones en impuestos, muestran los Paradise Papers.

Tecnología | hace 5 meses

Estos revelan cómo Apple esquivó en 2013 una ofensiva sobre sus controvertidas prácticas tributarias irlandesas al buscar activamente un paraíso fiscal.

Luego movió la compañía que tenía la mayor parte de su enorme reserva offshorede efectivo no gravado a Jersey, una de las islas del Canal, entre Francia y Reino Unido.

Apple dijo que la nueva estructura no había bajado sus impuestos.

Aseguró que seguía siendo el contribuyente fiscal más grande del mundo, al desembolsar unos US$$35.000 millones en tributos corporativos en los últimos tres años, que había seguido la ley y los cambios "no redujeron nuestros pagos de impuestos en ningún país".

Paradise Papers es el nombre que recibe una enorme filtración de documentos financieros que está arrojando luz sobre el mundo de las finanzas con ventajas fiscales.

Hasta 2014, la empresa de tecnología había estado explotando un vacío legal en las leyes de Estados Unidos e Irlanda, conocido como "double Irish" (El doble irlandés).

Esto permitía a Apple canalizar todas sus ventas fuera de América -actualmente un 55% de sus ingresos- a través de subsidiarias irlandesas que eran eficazmente apátridas en cuanto a fines impositivos y por lo tanto casi no incurrían en ningún impuesto.

En vez de pagar impuestos corporativos irlandeses de 12,5%, o la tasa estadounidense de 35%, la estructura de evasión de Apple le ayudó a reducir su tasa tributaria sobre las ganancias fuera de Estados Unidos en tal medida que sus pagos fiscales extranjeros raras veces fueron de más del 5% de sus ingresos en el exterior, y en algunos años cayeron por debajo del 2%.

La Comisión Europea, el órgano ejecutivo y legislativo de la Unión Europea, calculó que, por un año, la tasa fiscal para una de las compañías irlandesas de Apple fue solo del 0,005%.

Apple estuvo bajo presión en el Senado de Estados Unidos en 2013, cuando su director, Tim Cook, fue forzado a defender su sistema de pago de impuestos.

Molesto de que Estados Unidos se estaba perdiendo de una enorme cantidad fiscal, el entonces senador Carl Levin le dijo: "Movió a ese ganso dorado a Irlanda. Lo movió a tres compañías que no pagan impuestos en Irlanda. Estas son las joyas de la corona de Apple Inc. Amigos, no está bien".

Cook le contestó desafiante: "Nosotros pagamos todos los impuestos que debemos, cada dólar. Nosotros no dependemos de trucos fiscales... No escondemos dinero en alguna isla del Caribe".

El cuestionario de Apple

Después de que la UE anunció en 2013 que estaba investigando el arreglo irlandés de Apple, el gobierno de ese país decidió que las firmas incorporadas allí ya no podían ser apátridas con fines fiscales.

Para poder seguir teniendo tasas bajas de impuestos, Apple necesitaba encontrar un centro financiero en el extranjero que sirviera como la residencia tributaria para sus subsidiarias irlandesas.

En marzo de 2014, los asesores legales de Apple enviaron un cuestionario a Appleby, una firma de abogados de finanzas líder en la industria offshore o de "paraísos fiscales" y la fuente de muchas de las filtraciones de los Paradise Papers.

Preguntó qué beneficios diferentes jurisdicciones offshore -las islas Vírgenes Británicas, las islas Bermudas, las islas Caimán, la isla de Mauricio, las islas de Man, Jersey y Guernsey- podían ofrecerle a Apple.

El documento hacía preguntas clave como: "¿es posible obtener una garantía oficial de exención de impuestos?" y "confirme que una compañía irlandesa puede llevar a cabo actividades gerenciales... sin ser sujeta a tributación en su jurisdicción".

También preguntaban si era probable un cambio de gobierno, qué información sería visible al público y cuán fácil sería salir de la jurisdicción.

El documento: el cuestionario de Apple (fragmento)

Los emails filtrados también dejan claro que Apple quería mantener la movida en secreto.

Un email intercambiado entre socios de alto nivel en Applebay dice: "Para aquellos de ustedes que no están al tanto, (ejecutivos de) Apple son extremadamente sensibles cuando se trata de la publicidad. También esperan que el trabajo que se está haciendo para ellos solo se discuta entre el personal que necesita saberlo".

Apple escogió Jersey, una dependencia de la Corona británica que hace sus propias leyes fiscales y que tiene un 0% de tasas tributarias corporativas para las compañías extranjeras.

Los documentos de los Paradise Papers muestran que dos de las subsidiarias irlandesas clave de Apple, Apple Operations International (AOI, por sus siglas en inglés) y Apple Sales International (ASI, por sus siglas en inglés), fueron administradas desde la oficina de Appleby en Jersey desde el inicio de 2015 y hasta principios de 2016.

FUENTE: BBC

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO