LA REFORMA COSTOSA, EN HERIDOS, BIENES. EL PATO??: LO PAGAN LOS JUBILADOS... .

#LOS ARGENTINOS HEMOS ADQUIRIDO LA COSTUMBRE DE SER INFELICES, LO CULTIVAMOS. LA REFORMA PREVISIONAL LO AMERITA. Mal explicada, y peor comunicada, sin acciones PREVIAS ni gestos de los poderes judicial y político, verdaderos privilegiados siempre. Y un mal trato para los que no tienen quién verdaderamente los represente: LOS JUBILADOS.

Nacional | hace 7 meses

#MARISA VOLPI: Contadora Publica - Perito P.J.P.B.A. Tribunal de Trabajo 1 y 2 - Camara Federal de Apelaciones de Bahia Blanca

+Esta reforma es una respuesta, casi obligada pero muy pobre, a la fiesta de Cristina Fernández de Kirchner, que regalo jubilaciones por moratorias con la plata del Anses, cuando debió primero crear un fondo para jubilaciones a la vejez.

+Y hoy con esta “reforma” la pagamos todos con disminución en los aumentos a los jubilados aportantes y quita irracional e inconstitucional de derechos adquiridos por cajas diferenciales por tareas insalubres que accedían al beneficio, a menor edad pero que no era un regalo, sino que aportaban en mayor proporción durante su vida laboral.

+Hoy pierden ese beneficio y lo aportes en exceso, obligándolos a seguir trabajando hasta cubrir 30 años de servicio para poder tener una mínima que se ajuste por el nuevo sistema y no ir a parar a una caja residual junto con los que tomaron moratoria.

+Un verdadero robo de aportes, una equiparación hacia abajo y un atropello a los logros sindicales conseguidos con años de lucha. 

+En el mercado laboral esto llevará a envejecer la dotación de personas, e imposibilitará la inserción de los jóvenes que ya padecían la desocupación salvaje.

+Todo muy hábilmente enganchado dentro con una reforma de coparticipación de las provincias, donde los beneficios para gobernantes hambrientos de dinero, hizo que sus presentantes, lo aprobaran casi masivamente.

#ARGENTINA; un País que AVANZA Y RETROCEDE cíclicamente y siempre sigue ESTANCADO Y EMPOBRECIDO, mientras los RICOS de siempre y la CLASE POLITICA se pasea de Juzgado en Juzgado, y el dinero robado jamás se devuelve porque todo queda en la nada.

+La complicidad para eso no tiene partido político.”

 

#OPINIONES DE OTROS PROFESIONALES:  

#JOSÉ LUIS ESPERT:

+“La ley previsional que se acaba de aprobar en el Congreso no estafa a los jubilados como dice la oposición y no es ninguna solución, como erróneamente dice el gobierno.

+Se suma al inviable sistema previsional que renació, después del robo a los que ahorraban hasta 2008 en capitalización"

#LANATA:

+"Cuando va Juan Grabois y lo extorsiona con 40 mil desocupados, le suben las asignaciones; cuando los piqueteros cortan la calle, le suben los planes; ahora los jubilados no hacen eso, no tienen la posibilidad de reacción frente a la opinión pública que tienen otros sectores".

+La nueva movilidad jubilatoria se ajustará cada 3 meses con una nueva fórmula que combina la evolución de la inflación (70%) y los salarios (30%). La actual ajusta cada 6 y con otros parámetros. Esto provocará un desfasaje en marzo, con lo cual el Gobierno propuso compensar en parte con un bono.

+"Abusó de su poder frente a tipos que no se pueden defender que son los jubilados", afirmó en una suerte de editorial.

+Para Lanata, los jubilados no tienen poder de representación, como sí lo tienen los movimientos sociales, que a través de la presión en las calles consiguen negociar con el Ejecutivo.

+"Los jubilados son pobres tipos que laburaron toda su vida por dos mangos y se jubilaron por uno. 

Abusan de su poder frente a gente que no se puede defender y que no los pueden extorsionar como (Juan) Grabois, o como los extorsionan otros", dijo en referencia al referente de la Corriente de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Además, cuestionó la "autoridad moral" del gobierno de Cambiemos para llevar adelante un ajuste mediante la reforma a los jubilados.

"Acá hay que ajustarse. Estamos de acuerdo. Pero cuando vos ajustas, te tenés que ajustar vos primero. Lo más importante no es el ajuste en sí, es la autoridad moral para llevarlo a cabo", remarcó. Y se preguntó, por ejemplo, "por qué no cortan las jubilaciones de privilegio".

+El conductor también cuestionó al Gobierno, que dio marcha atrás con medidas impositivas. "¿Por qué no ponen el impuesto al vino o a las gaseosas? Claro, es más difícil pelear con el lobby del azúcar, de las gaseosas, o bodegueros, que con el lobby de los jubilados que no existe", señaló.

+Lanata recordó el veto de Cristina Kirchner cuando era presidenta del 82% móvil para los jubilados y marcó como un error que, en el debate por la reforma previsional, los K hayan quedado como defensores de los abuelos.

+"Le están dando al kirchnerismo un canal de reclamo que no lo tenían, fueron torpes porque unieron al kirchnerismo con los jubilados", sentenció.

+Y les pidió que se adapten a la democracia y aprendan a ser opositores.

+"No se está en la oposición rompiendo monumentos y tirando piedras, no es así", remarcó.

+El periodista también criticó los hechos violentos en las calles entre manifestantes y policía. Al tiempo que minimizó el cacerolazo que se dio a la noche.

+"No sé qué tan numeroso fue", dijo sobre la protesta a la noche, que también terminó en incidentes. "Había mucha gente en la plaza del Congreso, pero nada de eso es representativo, no podés comparar eso con un Gobierno que fue electo por las urnas y que está gobernando", concluyó.

#LA NACIÓN

+Los que cobran el haber mínimo y se jubilaron tras haber hecho 30 años de aportes. Estas personas quedarían alcanzadas por la garantía de cobrar no menos del 82% del salario mínimo. Como esta referencia subirá a $ 9500 en enero, los haberes aumentarían ese mes de $ 7246 a $ 7790, es decir, un 7,5%, o $ 544 (las cifras son en bruto, es decir, previas al descuento por el aporte al PAMI). ¿Qué pasaría en marzo? El índice de movilidad, que será de 5,7%, se aplicaría sobre el valor del haber excluyendo el plus por la garantía del 82%, y se compararía el resultado de esa cuenta con el haber garantizado. De los dos montos, se pagaría el más alto, según el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso. Como sumarle un 5,7% llevaría el mínimo a $ 7659, estos jubilados no recibirían ajuste en marzo, aunque sí cobrarían el bono de $ 750, es decir, un total de $ 8540 sólo por ese mes. Luego, seguirían con $ 7790 hasta mayo. ¿Y en junio? Si bien aún no están los datos para calcular el ajuste, el Gobierno lo estimó en 5,6%. Entonces, se calcularía ese porcentaje sobre el mínimo de $ 7659, lo que da $ 8088, que es la cifra que cobrarían ese mes (ya que es superior a la garantía). En julio, como el salario mínimo subirá a $ 10.000, debería elevarse el ingreso a $ 8200.

#Jubilaciones vs inflación

+Los que cobran entre el haber mínimo y $ 7790 y tienen 30 años de aportes. También regiría la garantía del 82% desde enero, en tanto que en marzo se calcularía la movilidad sobre el ingreso actual, y se otorgaría el incremento de 5,7% en caso de que el resultado sea mayor al monto garantizado. Por ejemplo, quien hoy cobra $ 7500, recibiría en enero y en febrero $ 7790. En marzo, como se agrega un 5,7% a los $ 7500, eso derivaría en un haber de $ 7927 y se percibiría esa cifra más un bono de $ 750 ($ 8677 por única vez). En abril y mayo se repetiría el ingreso de $ 7927, y en junio, si el índice de ajuste da un 5,6%, se pasaría a $ 8371. En julio, el ingreso garantizado pasará a $ 8200. En este ejemplo, esta última cifra quedaría superada por lo ya cobrado, por lo que se continuaría percibiendo $ 8371 hasta agosto inclusive.

+Los que cobran el haber mínimo y se jubilaron por moratoria (o que por algún motivo no aportaron 30 años). En este caso no sería válida la garantía de un ingreso equivalente al 82% del salario mínimo. El primer ajuste llegaría recién en marzo y el ingreso quedaría en $ 7659; ese mes se sumaría un plus de $ 375, por lo que por única vez se percibiría $ 8034. En abril y mayo seguirían con $ 7659, y en junio el haber se iría a $ 8088 (es un estimado), para mantenerse así hasta agosto.

+Los que cobran hasta $ 10.000. Tendrían la recomposición del 5,7% en marzo más el adicional que, en forma casi generalizada, sería de $ 750. Por ejemplo, alguien con un ingreso de $ 9000, cobraría en marzo $ 9513 más el bono ($ 10.263 por única vez). El haber seguiría en ese nivel y en junio subiría a $ 10.045.

+Los que cobran más de $ 10.000. Este grupo de jubilados no recibiría el plus de marzo. Cobrarían solamente las recomposiciones por movilidad que, por ejemplo, llevarían un haber actual de $ 20.000 a $ 21.140 en marzo y a $ 22.324 en junio.

 

#OPINIÓN ACADÉMICA:

+En Argentina, la coyuntura lo enmarcó junto a otras reformas, como la fiscal y la laboral. Pero el sistema previsional argentino tiene sus desafíos propios, que son casi tan viejos como difíciles de resolver.

+En las últimas décadas, las políticas públicas han ido en direcciones contrarias, desde el sistema de capitalización individual en los ´90 hasta la re estatización de las AFJP en 2008.

+Actualmente, en la Argentina hay 6.805.192 beneficiarios del sistema previsional. El 77 por ciento son jubilados y el resto, pensionados, según datos de la ANSeS.

+En contraposición, los aportantes al sistema suman 11.733.837. Entre ellos, el 51,4 por ciento son asalariados privados, los que más aportan. Después, hay un 25,9 por ciento que son asalariados públicos y un 3,8 por ciento de asalariados de casas particulares. El resto son independientes, entre autónomos (3,5 por ciento), monotributistas (12,4 por ciento) y monotributistas sociales (3,1 por ciento).

+Es decir, hay 1,7 trabajadores activos por cada jubilado o pensionado en la Argentina, mientras que los especialistas aconsejan que la ratio entre aportantes y pasivos debe estar entre 3 y 4.

+“Cuatro a uno es el ideal”, asegura Ana María Weisz, directora de Wealth de la consultora Mercer. Sobre la proporción actual de la Argentina, agrega otro punto: “Si se mide la población económicamente activa sobre los pasivos, la relación da mejor. El tema es que hay un 30 por ciento de pobreza, y eso obviamente lo empeora”. 

#Bomba de tiempo

+Es un fenómeno global, al que la Argentina no escapa: mayor esperanza de vida y menos natalidad es el combo que más atenta contra el sistema de reparto.

+Los datos y las proyecciones de la ONU, en este sentido, son concluyentes. En 2015, había 901 millones de personas de más de 60 años en el mundo, el 12,5 por ciento del total. Esta cifra se calcula que se elevará a 1402 millones (el 16,5 por ciento) en 2030 y trepará a 2092 millones (el 21,5 por ciento) 20 años más tarde.

+Al mismo tiempo, la tasa de natalidad pasará de 2,5 hijos por mujer entre 2010 y 2015 a 2,4 entre 2025 y 2030. Para fin de siglo se espera que sean 2 hijos por mujer, una tasa de crecimiento nula.

En la Argentina, la situación es similar. Según el Banco Mundial, mientras que la población adulta mayor de 65 años era de 10,4 por ciento +en 2014, pasará a 19,3 en 2050 y al 24,7 en 2100.

+De la misma forma, mientras hay seis personas en edad de trabajar por cada adulto mayor, en 2050 habrá tres y en el próximo cambio de siglo serán dos.

+En la presentación del libro “Los años no vienen solos”, el líder en Desarrollo Humano para la Argentina del Banco Mundial, Michele Gragnolati, detalló: “El gasto del sistema de pensiones pasará de representar el 9 por ciento del PBI al 11 por ciento en 2030 y 15,5 por ciento en 2050, lo cual implica un claro desafío para las generaciones futuras”. Según se detalla en la publicación, la Argentina tiene una oportunidad en los próximos 20 o 30 años, donde deberá “volverse rica antes de volverse vieja”.

#30 sobre 30

+El llamado Índice Global de Pensiones de Melbourne Mercer fue elaborado por la consultora para comparar los sistemas de pensiones en diferentes países del mundo. Contempló a 30 países que abarcan al 60 por ciento de la población mundial. Según explica Weisz, “mide 40 indicadores, que dan lugar a tres subíndices: adecuación, sustentabilidad e integridad”.

+Según explica, se analiza cuánto van a cobrar los jubilados, si se cubre al cónyuge, la demografía, el crecimiento de la economía y el nivel de deuda pública, entre otros factores. 

+La mala noticia para la Argentina es que obtuvo el peor resultado entre los 30 países seleccionados. Si bien Weisz resalta que “falta de todo” para mejorar, hace hincapié en dos cuestiones: “Por un lado, mejorar el nivel de ahorro. Y por el otro, ampliar la cobertura a la gente mayor más pobre”.

+Esto último se relaciona con una discusión más amplia, que es el ingreso universal a la vejez. De hecho, la Argentina ha ampliado sensiblemente su cobertura: de los 3.356.358 en 2005 pasó a los casi 7 millones de la actualidad.

+Agrega además otro tema puntual relativo a los planes de pensión: “Cuando un trabajador se va de una compañía, lo que corresponde de su plan no pasa a la nueva empresa. Se lo lleva y, en general, se lo gasta. Por eso aconsejamos más regulación en los planes de pensión”.

FUENTES: El Cronista, La Nación, Telam. Columnista: Marisa Volpi. Compilación, edición y opinión: Néstor A. Martínez Falcón.-

 

 


Infogram
COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO