Reforma Tributaria : Empresas beneficiadas.Trabajadores castigados otra vez.

El poder ejecutivo pactó con los gobernadores la expropiación de los ingresos de los jubilados vinculada a un nuevo sistema tributario que rebaja los impuestos a las empresas y castiga al trabajador.      

Nacional | hace 4 meses

El Senado convirtió en ley el proyecto de reforma tributaria  impulsado por el Gobierno.

Con esta ley el Poder Ejecutivo promovio la rebaja de algunos impuestos, gravo la renta financiera y modifico gravámenes internos.

Es una reforma de carácter gradual y en un plazo de cinco años hasta 2022-

 

1) La reforma tributaria disminuye del 35 al 25% el impuesto a las ganancias de las empresas que se comprometan a reinvertir beneficios.

Según el cálculo de los economistas, el fisco perdería con esto ingresos por un valor equivalente al 1% del PBI: más de 100 mil millones de pesos. Cifra aproximadamente similar a lo que obtendra con la reduccion que se le hizo a las jubilaciones. 

Con respecto a los trabajadores, la reforma solamente propone incrementar la deducción especial a los autónomos, lo que es una medida de reducción temporal (subir el mínimo no imponible) que rápidamente será alcanzado por la inflación y la subsiguiente suba de salarios. Pero no modifica la reducción de la tasa del impuesto como en el caso de ganancias empresarias: se mantiene el impuesto al salario.

Las cooperativas mutuales se mantendrán exentas del pago del impuesto a las Ganancias.

 

2) Se reducen las contribuciones patronales al sistema previsional.

Se crea un Mínimo No Imponible para los aportes patronales: los empresarios no pagarán contribuciones a las cajas previsionales por salarios de hasta $ 12.000. La diferencia será cubierta por el Estado.

Esto se articula con la ley que disminuye las jubilaciones y aumenta la edad para el retiro jubilatorio a los 70 años, ya que dispensa de pagar a los patrones de aportes jubilatorios durante esos 5 años de más que trabajará el obrero.

 

3) Las empresas también podrán descontar el impuesto al cheque gradualmente hasta alcanzar el 100% como pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias. Otra forma de reducción de impuestos a las patronales.

 

4) Como contrapartida, la reforma tributaria prevé un aumento de impuestos al consumo de los trabajadores. Así sucede, por ejemplo, con el IVA. Mientras se decide acelerar la devolución del IVA a inversiones de capital, se gravará la “economía digital” que venga del extranjero; en otras palabras, la clase media y el trabajador tendrán que pagar el 21% más para poder ver una serie por Netflix.

Pero tranquilos ! Se reduce 21 al 10,5% el IVA de los pollos, cerdos y conejos, con el fin de permitir que bajen los precios de esos productos alimenticios de neto corte proteico y que son clave en la canasta familiar.

 

5) Se reducen tambien, los impuestos internos a vehículos automotores, embarcaciones y aeronaves de alta gama importados. Según publicaciones especializadas, para citar un caso, el AUDI A4 2.0 TFSi S-Tronic, con 190 cv, pasará de 55.000 dólares a 51.150 dólares, según lo anunciado por AUDI Argentina. (¿Ven que no todo sube?)

 

6) Uno de los aspectos más pérfidos de este proyecto es la pretensión de presentarlo como “vanguardia de la lucha por la salud pública”. Pero no aumentando el presupuesto nacional para el sistema hospitalario estatal, sino aumentando los impuestos al consumo de sustancias que el gobierno advierte como perjudiciales para la salud.

Se aumentarán, de este modo, los impuestos que paga el consumidor de cigarrillos y bebidas alcohólicas –el gobierno amenazó con aumentar los gravámenes sobre las bebidas gaseosas azucaradas, pero finalmente pactó con Manzur y los pulpos azucareros quedando sin efecto.

 

7) La reforma tributaria también modifica los impuestos al consumo de combustibles. Si bien promete que no va a cambiar el precio final al consumidor,  el proyecto prevé una redistribución de los rubros que lo componen. Esto en defensa de la ecología.

Ocurre que se pasarán a gravar las emisiones el kilo de anhídrido carbónico (CO2).

El quid de la cuestión es que, frente a la caída de precios del petróleo a nivel mundial, ya no se gravará el combustible sino sus efectos contaminantes.

¡Sin duda, el ministro Aranguren es un CEO eficiente! Esto es de un cinismo sin parangón, toda vez que el gobierno firmó el acuerdo secreto YPF-Chevron por Vaca Muerta, por el cual el Estado se haría cargo de los daños ambientales que ocasione su eventual producción, liberando de responsabilidades al monopolio petrolero. Si estuviera interesado en eliminar el CO2 y su efecto de calentamiento terrestre, el gobierno debiera adoptar medidas obligando a empresas de transporte a reemplazar su parque automotor por vehículos no contaminantes.

 

8) Respecto del gravamen a la renta financiera, es un edulcorante. Se aplicaría sobre personas físicas –las empresas ya lo pagan– a la vez que se barajan numerosas excepciones (por ejemplo, la deuda emitida bajo ley americana u otros países extranjeros quedaría liberada del gravamen, etc).

Estas son las alícuotas: depósitos bancarios, títulos públicos, ONs, cuotapartes de fondos comunes de inversión, títulos de deuda de fideicomisos financieros, bonos y demás valores, en moneda nacional sin cláusula de ajuste: 5%, y en cambio, si están en dólares o tienen cláusula de ajuste, la tasa es de 15%. Tendrá una deducción especial.

 

Conclusiones: El gobierno acentúa los beneficios para los bancos, patronales y bienes suntuarios.Y a su vez volco más presión impositiva sobre el consumo de las masas trabajadoras.

 

SEGUIMOS CADA DIA MAS INUNDADOS!

 

Para Posta Posta

 Dra. Marisa Volpi. @marisavolpi

Contadora Pública Nacional
CPCEPBA  T° 125  F° 95
Leg: 32289/0

 

Fuentes:

Iporfesional- La Nacion- Prensa obrera- El Cronista

 

 

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS