Las drogas, tu jaula.

La adicción está causada por un sentimiento de aislamiento y desconexión en el adicto.

Sociedad | hace 7 meses

La adicción, en otras palabras, es la adaptación a tu miedo. Si este te desprovee de conexiones y significado, es más probable que te hagas adicto. Creo que sería ir muy lejos decir que es sólo un fenómeno del siglo XX o XXI. Ha habido períodos en el pasado donde la gente se sintió aislada y la adicción repuntó: por ejemplo, en la Inglaterra del siglo XVIII, cuando grandes cantidades de personas abandonaron su tierra y se vieron forzadas a vivir en horribles suburbios urbanos. Un gran porcentaje de esa gente terminó bebiendo mucha ginebra, que se veía como hoy se ve al crack o el cristal. La era de la soledad, es más fácil quedarse solo que en cualquier otra sociedad humana. La forma de conexión que ofrece internet es una parodia de las relaciones humanas. Los anuncios y la cultura nos entrenan para pensar que deberíamos perseguir la felicidad comprando, gastando y consumiendo, y satisfaciendo nuestros deseos individuales en lugar de los de la comunidad o los de los demás. El individualismo puro no es natural para los seres humanos, un hombre aislado tiene tan poco sentido como una abeja aislada. Somos criaturas sociales, necesitamos una tribu. No creo que sea una casualidad que una de las sociedades con los niveles más bajos de adicción sea Suecia, una sociedad con poco estrés, buenos trabajos, un fuerte Estado del Bienestar, una sociedad con mucho apoyo mutuo.
El adicto utiliza las drogas por otra razón: tratar con el dolor psicológico que ya estaba ahí antes de que encontrase las drogas. No tiene nada que ver con la dependencia física, se trata de una agonía interna. A veces la dependencia física y la adicción se superponen en la misma persona, obviamente, pero son cosas distintas. Es por eso que los lugares donde castigan a los adictos para que paren sólo empeoran las cosas, mientras que lugares como Portugal, donde responden a los adictos con amor y apoyo han visto reducir el uso de las drogas inyectadas en un 50%. Hay algo real que es muy inmoral aquí: la prohibición transfiere una de las grandes industrias del mundo a las manos de las bandas criminales violentas, que asesinan enormes cantidades de gente y que irían a la bancarrota si se legalizasen las drogas. Han matado al menos 60.000 personas en México durante los últimos siete años. Por supuesto, hay fuerzas que se benefician del estado de las cosas. La más grande es, de lejos, el crimen organizado, pero también la industria carcelaria, ciertas partes de la policía, polìtica y otros.

Fuente: Posta-Posta

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO