Ella y el Presidente

Cuento breve

Varios | hace 29 días

Nos conocimos por casualidad o por cosas del destino. Era Presidente de Rusia, atractivo y carismático, inteligente. En una reunión de la embajada nos presentaron, es ahí donde conocí a quien fue la causa de mis desvelos. Sentí que nos conocíamos de otras vidas, charlamos mucho, después de un tiempo, recibo una llamada, era èl, me invitaba a cenar. Me llevó a comer a un Palacio, la comida era exquisita, luego de eso fuimos a caminar. Durante la caminata charlamos sobre nuestros gustos e intereses. Yo no podía creer que había salido con el presidente de Rusia, nunca me pasó por la mente que algún día algo así sucedería.
Íbamos caminando por bosques de abedules en San Petersburgo, cuando me tomó de la mano, giré y lo miré, nuestras miradas se encontraron en el momento exacto, nos abrazamos, estaba muy nerviosa no sabía qué iba pasar, él también estaba nervioso De pronto nos besamos, sentí que el suelo se movía y que iba a caer, lo abracé fuerte y él me abrazó también. Fue un beso tierno, cálido, quería que no terminara pero de pronto una voz en mi mente me dijo “no está bien”. Me aparté de él. Tenía una expresión de desconcierto y él al verme de inmediato pidió disculpas, no era su intención faltarme al respeto, en realidad no lo hizo porque yo accedí al beso. Charlamos sobre lo sucedido, le dije que no estaba bien y me dijo que nadie estaba en la posición de decirnos lo que estaba bien o estaba mal. Me confesó que nunca había sentido esa atracción, sabía que tenía un talón de Alquiles pero nunca pensó que fuera yo. Realmente estaba tan confundido como yo. Así que poniendo a la razón de por medio decidí alejarme de él. Aun sin estar de acuerdo respeto mi decisión y se alejó. Y fue ahí cuando desperté de ese sueño maravilloso, maldito reloj...Bueno habrá que ir a trabajar

Silvia Carnero

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO