El hostigamiento de los espías pelados, con barba y otros con/sin títulos a Robles

Plan muy bàsico para plantarle drogas a la ex abogada de Fariña.

Nacional | hace 4 meses


Auto. ¿Y droga? En la indagatoria que prestó Rolo Barreiro, integrante de la asociación ilícita en la que estaba Marcelo D’Alessio, el ex espía reveló cómo hostigaban a la abogada Giselle Robles. Y un dato que llamó la atención es que Barreiro contó que dos veces intentaron robarle el auto a la letrada, un Audi A1 que Fariña le había entregado como parte de pago y que estaba a nombre del padre del arrepentido. En una de las veces, participó directamente D’Alessio. Todo indica que no querían llevarse el vehículo sino plantarle droga para meter presa a la abogada y sacarla de la cancha.

Robles dijo que los seguimientos fueron muy obvios, que ella se daba cuenta, por lo que interpretó que la estaban intimidando. Por ejemplo, los matones se ponían en la esquina del colegio de los hijos de la abogada y era notoria la presencia. Es decir que más que averiguar qué estaba haciendo lo que hicieron fue amenazarla. Robles no estaba segura de lo que pasaba y recién confirmó todo tras la declaración de Barreiro.

Hubo dos supuestas tentativas de robarle el vehículo a la letrada. En ambos casos fue en estacionamientos y en las dos oportunidades se presentaron dos individuos diciendo que venían a retirar el auto por pedido de Robles, que eran familiares de ella, pero que ella no les había dado el tiquet. En ambos casos fallaron y en una ocasión la maniobra quedó registrada por las cámaras de seguridad.

En la segunda ocasión, una persona citó a la abogada en un bar para llevarle información. En el diálogo telefónico el supuesto informante le sugirió un lugar donde estacionar y cuando ella ya estaba esperando en el bar, la llamaron para cancelar la cita. Esa última voz fue la de D’Alessio.

Pero la convicción de Robles es que la intentona buscaba plantarle droga en el auto para que la lleven presa. Según consta en el expediente de Dolores, la banda mencionó dos veces la idea de plantar droga. Una, respecto del ex marido de Florencia Antonini, actual esposa del fiscal Carlos Stornelli. La otra mención fue durante la extorsión al empresario Mario Cifuentes, cuando le querían hacer vender su empresa de servicios petroleros: “Imaginate si le plantan cinco kilos de droga a tu hijo en el Mercedes Benz”, le dijo D’Alessio a Cifuentes. Ante la reacción del empresario, el falso abogado jugó el papel del policía bueno: “No, yo no. Yo soy de los buenos. Los malos son los otros muchachos”, en referencia los que le querían quitar la empresa o a los servicios de inteligencia.

 

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO