Se fue Carlos Fayt y la Corte Suprema quedó integrada por sólo tres jueces

El veterano juez de la Corte Suprema, Carlos Fayt, de 97 años, quien participó el miércoles del último plenario del tribunal, concretó hoy su retiro efectivo. Ayer se despidió de sus colegas Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, y el martes 15 asistirá a un homenaje público que le realizarán en la Corte sus colegas y miembros del mundo académico y de la Justicia.

Nacional | hace 3 años

A partir de ahora, el gobierno de Mauricio Macri podrá proponer los dos nuevos jueces que hacen falta para completar la Corte, en la vacante que deja Fayt y en la que se produjo hace casi un año, con la renuncia de Eugenio Zaffaroni. Mientras tanto, el tribunal podrá seguir funcionando con normalidad pero tendrá que haber coincidencia de sus tres integrantes para que salga una resolución o, de lo contrario, convocar a un conjuez.

Con 32 años como juez de la Corte, Fayt es el último de aquellos cinco jueces designados por Raúl Alfonsín que deja su cargo. Y también el último de los integrantes de la histórica Corte de nueve jueces que trató casos resonantes y votó dividida durante el menemismo. Fayt, junto a Augusto Belluscio, Gustavo Bossert y Enrique Petracchi, formaron una minoría que entendía que los deseos del Ejecutivo no debían ser atendidos por ellos.

Hace pocos meses, cuando la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner comenzó una campaña de presión para que renunciara a su cargo y conseguir así dos vacantes, Fayt confió a sus colegas que "me iré cuando quiera y no cuando ellos me manden".

Luego tomó la decisión de jubilarse, pero a partir del 11 de diciembre, es decir, para que sea el nuevo Gobierno el que designe un reemplazante.

Fayt llegó a la Corte en diciembre de 1983, a los 65 años, la edad en la que muchos jueces se jubilan. Cuatro décadas antes, había empezado su carrera como abogado especialista en Derecho Público, tuvo un rol activo en uno los "gremios" de la profesión, militó en el socialismo, llegó a ser candidato a gobernador por Salta, en 1958, y presidió la Asociación de Abogados porteña entre 1971 y 1973.

Escribió y publicó más de treinta libros sobre derecho y política, fue profesor de Derecho Político (cargo al que renunció luego de La Noche de los Bastones Largos), después profesor emérito de la UBA y director del Instituto Argentino de Ciencia Política. En 1986 fue reconocido con el valioso premio Konex de Platino en Ciencias Políticas.

Fuente: Infobae Posta-Posta

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO