Acuerdo opositor para votar la ley antidespidos, con retoques.

La discusión por la ley antidespidos en Diputados podría tener un vuelco. De prosperar un acuerdo que fue explorado entre referentes de las bancadas opositoras más numerosas –todas vertientes del peronismo– se harían modificaciones al proyecto que tiene media sanción del Senado, manteniendo la prohibición de despidos por 180 días y la doble indemnización.

Nacional | hace 3 años

Pese al desplante de las centrales sindicales al plenario de comisiones y su exigencia de votar sin demoras lo aprobado en el Senado, ayer se sucedieron las negociaciones cruzadas en Diputados.

La la novedad más significativa fue la reunión en el despacho de José Luis Gioja, a la que asistieron el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y los referentes del bloque Justicialosta, Oscar Romero y Diego Bossio. El dato no es menor: Gioja, vice primero de la Cámara baja y flamante presidente del PJ, expresa el ala dialoguista en una bancada del FpV todavía hegemonizada por el cristicamporismo.

Allí hubo consenso en sostener el texto del Senado, con ampliaciones para fomentar el empleo desde las pymes y aliviar su situación fiscal. El miércoles, tras una extensa reunión del massismo y sus aliados, se terminó de zanjar esta cuestión –sostener la prohibición de despidos para grandes y pymes–, luego de un duro debate que duró casi hasta la medianoche. En el despacho de Gioja estuvieron también el vice del bloque del FpV, el formoseño Luis Basterra y los renovadores Graciela Camaño y Marco Lavagna. El sindicalista Romero pidió incluir la retroactividad. Se manejó ponerle la fecha del 22 de abril, el día en que los senadores dieron dictamen.

El FpV pedía votar “como está” el proyecto del Senado, pero aceptó “abrirlo”. A cambio, para que no haya “dilaciones”, impulsan darle dictamen el miércoles próximo en plenario de comisiones –tras la exposición prevista del ministro de Trabajo, Jorge Triaca– y llevar el proyecto al recinto en sesión especial, el jueves. Desde el oficialismo advirtieron que para aprobarse sin transcurrir siete días del dictamen se debe contar con mayoría de dos tercios, aspecto reglamentario que podría ser motivo de discusión.

En Cambiemos no se mostraron espantados del cónclave de “peronistas” convocado por Gioja. Su estrategia venía siendo en lugar del rechazo, acordar sobre todo con el massismo para hacer cambios y en el peor de los casos acompañar con la disidencia en la prohibición de despidos y la doble indemnización, donde se aplicaría el veto presidencial.

El titular de la Cámara, el macrista Emilio Monzó, le dijo anoche a Clarín: “Es coherente con lo que estamos proponiendo, siempre y cuando tengan en consideración nuestra posición”. Massa sostuvo en privado que buscará un consenso con “todos los sectores” y que vienen “horas clave de negociación”. El oficialismo está incluido en esto. Massa estuvo también con el jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri. Hoy, el massista Roberto Lavagna se reunirá con el presidente de la Comisión de Presupuesto, el macrista Luciano Laspina, quien tiene luz verde para buscar acuerdos.

Fuente: Clarin Posta-Posta

COMPARTIR ESTA NOTICIA
OTRAS NOTICIAS
DEJÁ TU COMENTARIO